sábado, 31 de enero de 2015

MEDELLÍN / 3ª DE ABONO

Bolívar y El Juli

Jorge Arturo Díaz Reyes, Medellín, Colombia, I 31 15

El Juli y Bolívar por la Puerta de San Juan. Foto: Jorge Arturo Dñiaz Reyes
El caleño triunfa con autoridad, el madrileño sienta cátedra y Pablo se apaga frente a un almibarado encierro de Ernesto Gutiérrez.

Seís azabaches, astracanados, parejos, de moderadas hechuras, justos de poder, nobles a morir y de muy poca fiereza. El segundo, castigado en dura y larga vara se agotó, se fue a tablas y lo culparon. El cuarto se paró y le aplaudieron. En los demás premiaron la dulce bondad y el no haber sido picados. Al tercero "Reyesito" # 392 de 455 kilos, le dieron una desproporcionada vuelta.

Toro para que hicieran fiestas con él, como las hicieron. Ese sin imponencia, con fondo, claridad y sin intenciones homicidas, que gusta tanto a toreros y públicos de hoy. Existe. Lo exigen. Miguel Gutiérrez, lo cría, en una versión muy propia. Encaste aparte, digo, para gustos que al menos en América parecen ser los más y en avance.

El Juli, se quedó sin res a media faena. Un error haber dejado que Ortiz le cargara tanto la mano. Fue al capote, aguantó palo encelado en el peto, ataco los banderilleros y cogió bien las primeras tandas de muleta, pero luego se rindió y buscó refugio. Pinchazo, espada contraria y descabello terminaron el trabajo.

Al quinto no lo dejó picar. Se le notó ansioso, incluso embarullado en las lopecinas. Exigente con sus banderilleros. Lo quería entero. El triunfo del otro pesaba. Se le sembró en los medios, y desde las tablas cuatro cambios por pecho y espalda, cinco derechas, el forzado, y la plaza hecha volcán. El gutierrez caminaba desganado tras la tela, pero esta le halaba y le halaba, más y más allá, por donde y hasta donde quería. Mando, haciendo de la molicie lentitud, del defecto virtud y de la sosería emoción. Volviendo el agua vino. Todo lo puso el toreo, pa'eso es, abrillantando las cualidades y compensando las carencias. En redondo, en círculos y círculos, por un lado y otro, una y otra vez, bajo el clamor de ¡Torero! !Torero! La estocada descentrada pero mortal, dos orejas y vuelta de órdago.

Luis Bolívar hecho a las corridas duras en Europa, salió a consentir pastueños, casi mano a mano con El Juli. Las odiosas comparaciones fueron pasto para la claque ínfima, (cuantitativa y cualitativamente), que se la tiene jurada en esta plaza. Todo lo superó con creces. Triunfador máximo con tres orejas, terminó haciendo lo más torero de la tarde; sus dos rotundos estocadones, el primero gran volapié, y el segundo recibiendo, con impecable factura, que no por necesitar preciso descabello perdió un ápice de mérito. Y lo hizo precisamente bajo las localidades de quienes quisieron infamarlo. Como un gesto. Así hablan los toreros.

Cierto, él también acusó la tensión. Algunos desafines momentáneos hubo en sus dos faenas, ambas por lo demás macizas y con momentos de relajada finura. Pródigo con la capa y ortodoxo con la muleta, refrendó con honor su rango de primer espada de Colombia.

Pablo Hermoso, mató terriblemente mal.  El primero, de pinchazo en el tercio medio y bajonazo contrario, y al cuarto con pinchazo desubicado, y dos rejones bajos, contrarios y traseros. Pero además, fuera de su indiscutible genialidad equitadora, poco preciso con los otros hierros y los embroques. La gente con él, aplaudió a rabiar e incluso le obligaron a saludar una vez. Este no es el mejor Pablo, ni mucho menos, no le faltemos al respeto, ni nos digamos mentiras.

Cinco orejas, y sí Hermoso mata bien, quien sabe cuantas estaríamos contando. Los que pagan, felices, y la empresa también, es el toro de Gutiérrez, para qué vamos a negarlo.

FICHA DEL FESTEJO
Sábado 31 de enero 2015Lleno en la mitad de la plaza habilitada. Sol bajo techo. Seis toros de Ernesto Gutiérrez (Santa Coloma-Murube), cómodos, nobles pero bajos de raza. Aplaudidos todos excepto el 2o. Al 3o se le dió vuelta al ruedo.

Pablo Hermoso, Silencio y saludo.
El Juli, silencio y dos orejas
Luís Bolívar, dos orejas y oreja

Incidencias: La corrida se realizó sin alguacillo. Saludaron Ricardo Santana y Jaime Mejía tras parear al sexto. El Juli y Luís Bolívar salieron a hombros por la puerta de San Juan.

viernes, 30 de enero de 2015

MEDELLÍN / FESTIVAL 2ª DE ABONO

 Festival de élite
Jorge Arturo Díaz Reyes, Medellín, Colombia, I 30 15



A media luz, Fandiño dos orejas, Talavante una. Los demás pinchauvas. Dispar juego de los carolinos.

El festival fue de élite, pero no tanto porqué hubiese reunido a figuras como El Juli, Fandiño, Talavante y Pablo Hermoso, ni porque la ganadería fuese de una familia presidencial, ni porque su causa fuese muy noble. Lo fue porque la entrada más barata costaba $124.000.00 (45 €), de ahí pa'arriba, y eso seleccionó mucho el personal, apenas unos cinco mil que casi llenan la mitad inferior del graderío habilitado. Puro VIP.

Las reses de Don Santiago Uribe, Murube-Santacoloma, entre los 385 y los 422 kilos (el cuarto) dieron juego distinto desde el mansurrón primero a los encastados tercero (vuelta) y segundo, cuarto y sexto aplaudidos, pasando por la sosería de los otros.

Pepe Manrique, divagó entre las jaleada verónicas de saludo, el desarme, la rajada del huído y el bajonazo final

El Juli, topó con uno muy colomeño, más que por cárdeno por geniudo, que le forzó a una faena peleadora y rauda en la que se difuminaron los iniciales apuntes artísticos. Medio fierrazo pasado y diez golpes de verduguillo no fueron óbice para el saludo.

Iván Fandiño, justificó las bondades del tercero. Delantales, recortes, chicuelinas, revolera, tandas de limpia caligrafía a diestra (más) y siniestra, bernadinas hasta seis con achuchón incluido, para la estocada de la noche, sin puntilla y en los medios. 2 orejas a dúo, público y palco.

Alejandro Talavante, cinco verónicas y media, buenas. Cinco chicuelinas y media, buenas. Cuatro tandas cortas de pregón quietista, buenas. Pero el animal carialto se fue a menos y a menos. Seis manoletinas decorosas recobraron audiencia que logró la oreja tras el espadazo trasero ineficaz, el aviso y el descabello.

Sebastián Ritter, quiso. Ni el desarme inicial ni la sosería inmarcesible del quinto lo amilanaron. Quiso tanto que se alargó inmisericordemente hilando los viajes amodorrados y distraídos. Tampoco ayudaban la música incongruente y el afecto paisano. Por ellos se llevó la voltereta.  terminó con media estocada y saludo.

Luís Miguel Castrillón,  echó cal y arena en su obra. Un quite jaleado, par tandas de plausible aseo, seguida de otras no tanto, un desarme y un aviso por pinchón.

Pablo Hermoso, sacó a Napoleón, Disparate, Dalí, Pirata. Un "Dream Team" contra el codicioso sexto. Pero él no estaba en vena. De haberlo estado forma la de San Quintín, y apenas logró mantener despierto al auditorio caballista, que aplaudió los dos pinchazos y el bajonazo contrario.

Largo esto. Con sermón, procesión, presentes entregados por notables a los toreros en el ruedo, siete bregas, intermedios publicitarios tras cada una, y a la salida, como emboscado, un aguacero.

FICHA DEL FESTEJO
Viernes 30 de enero de 2015. Casi lleno en la parte habilitada. Noche fresca bajo techo. Siete reses de La Calrolina (Santa Coloma-Murube), de juego distinto vuelta para el 3o y aplausos para 2o, 4o y 6o aplaudidos,

Pepe Manriquesilencio.
El Juli, saludo tras aviso.
Iván Fandiño, dos orejas.
Alejandro Talavante, oreja tras aviso.
Sebastián Ritter, saludo.
Luís Miguel Castrillónsilencio
Pablo Hermoso, silencio.

jueves, 29 de enero de 2015

SAN CRISTÓBAL 3ª DE FERIA

El Fandi a hombros, torero Ventura
(Rubén Darío Villafraz)

El Fandi. Foto: Camilo Díaz www.cronicatoro.com
La materia prima en este espectáculo que es la fiesta brava, tiene como elemento principal el toro. Si este falla o se viene abajo, es el acabose. Y parte de ello ocurrió en la segunda corrida de abono de la Feria de San Sebastián. Solo un astado, salvaría de la quema el comportamiento en los engaños de pupilos que embarcaron para estos predios los conocidos e influyentes Hermanos Matilla.

La materia prima en este espectáculo que es la fiesta brava, tiene como elemento principal el toro. Si este falla o se viene abajo, es el acabose. Y parte de ello ocurrió en la segunda corrida de abono de la Feria de San Sebastián. Solo un astado, salvaría de la quema el comportamiento en los engaños de pupilos que embarcaron para estos predios los conocidos e influyentes Hermanos Matilla.

Dos rejones clavaria Diego Ventura al que abrió plaza, a lomos de «Demonio», con facilidad y cercanías de terrenos en el morrillo del toro de El Capea, quien lidia a nombre de San Mateo. Al quiebro clavo primeras banderillas, para luego sobre «Morante» elevaría interés, encelando en su grupa las nobles embestidas del burel, desplegando espectáculo al máximo el jinete hispano luso con las “mordidas” del famoso equino al toro. Cerró intervención con «Alcaraván» necesitando dos viajes con el rejón de muerte y descabello para recibir palmas.

Sobrio y más templado lucio Ventura ante su segundo, con la espectacularidad de siempre, exponiendo sus cabalgaduras a milímetros de los mutilados pitones. Dosificó castigo con los de castigo, para luego en banderillas lucirse, en especial con el desafiante «Morante». Una pena que mencionada obra del toreo ecuestre moderno se emborronara con los aceros, para recibir sola una oreja –cuando pudo haber sido mucho más- tras aviso.

El Fandi abrió lidia ordinaria con el acapachado astado del hierro de sus apoderados, los mismos hermanos Matilla, quien en banderillas iniciaría su repertorio, con sus clásicos pares de rehiletes. Nobleza supina la demostrada por el burel «Aguileño», un carretón para seguir los engaños a la velocidad del rayo por parte del atlético espada. Fijeza, nobleza, bondad y en especial largo recorrido, lo que desató fuerte petición de indulto del ejemplar denegada por el palco presidencial, yéndose tras la espada, dejando espadazo trasero, fulminante para el corte de par de orejas tras dos avisos, y vuelta al ruedo al bravo «Aguileño» de 529 kilos.

Variedad capotera la desplegada por el granadino coleta en su segundo, por lopecinas, en el quite tras el minúsculo castigo en varas. Labor de intermitencias de EF, torero de innumerables recursos técnicos, de escaso emotividad para el tendido, en especial por naturales, donde se explayó en pases de uno en uno, con más efectismo que contenido artístico. Le despachó con celeridad requiriendo el verduguillo, para ser silenciado tras aviso.

Bello de lámina el primero del lote de Iván Fandiño, el cual en los medios endilgó sabroso toreo por gaoneras. Luego con la muleta Fandiño brindaría lección técnica de toreo, ante un astado de remolonas embestidas, metiéndolo en la muleta a base de temple, colocación, conocimiento de terrenos y mando. El espadazo, ligeramente desprendido, para ser silenciado tras aviso.

El séptimo de la larga función, de censurable conformación de pitones –para el dineral que se ha gastado en traerlo-. Pero en la muleta, poco pudo extraer un torero del poderío de Fandiño, que tesonero lo intentó por ambos pitones. Le despenó con la brevedad que ya requería la dilatada tarde.

Voluntad y deseos de agradar las demostradas por el tachirense Fabio Castañeda, pechando un toro de exigente condición el que hizo cuarto de función, el cual puso a prueba su aun bisoñez. En banderillas pasaría con más pena que gloria, pero en la muleta supo reponerse a las exigencias del serio morlaco en especial por la mano diestra, donde basó en su mayoría trasteo dilatado. Le despenó con brevedad siendo silenciado tras aviso.

Destellos lo que dejaría el joven tachirense Fabio Castañeda ante otro lote de astados a contraestilo de las maneras y formas bisoñas del espada en mención. Igualmente fue silenciado, en el que cerró plaza tras dos avisos.

FICHA DEL FESTEJO
Plaza de Toros Monumental “César Girón” de San Cristóbal. Jueves 29 de enero. Toros españoles de Hermanos García Jiménez y para rejones de San Mateo (1º) y (4º), en su conjunto desiguales de presencia, y juego, destacando la nobleza del 2º, premiado con la vuelta al ruedo. Pesos: 470, 529, 443, 460, 456, 460, 482 y 442 kilos.

Diego Ventura, palmas y silencio tras aviso.
El Fandi, dos orejas tras dos avisos y silencio tras aviso.
Iván Fandiño, silencio tras aviso y silencio.
Fabio Castañeda, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos.

miércoles, 28 de enero de 2015

SAN CRISTOBAL 2ª DE FERIA

Castaño corta la única oreja
(Rubén Darío Villafraz)
 

@rubenvillafraz.
Pulcritud sin eco en el tendido de parte del francés Juan Bautista, mientras que voluntad y entrega para el venezolano “Maravilla”.

Corrida del Lic. Hugo Domingo Molina de mixtura en cuanto a comportamiento se refiere. Un corolario de nobleza, así como de falta de raza en algunos ejemplares, fue lo demostrados por los hierros del ganadero de bravo taribeño en el ruedo de la monumental tachirense en el estreno formal de la Feria de San Sebastián, considerada por muchos, todo un acontecimiento.

En lidia ordinaria estrenó feria el francés Juan Bautista Jalabert, aprovechando la nobleza y recorrido del burel, llevándole muy templado y limpio en el trazo del muletazo, ayudándole a embestir, nunca mejor dicho. Le despachó de estocada caída, para ser silenciado. Serio y más cuajado su segundo del lote, el cual dosificó sus endebles fuerzas, labor que no conectó en el interés de los aficionados. Fue silenciado tras despacharlo a las mulillas.

Javier Castaño aprovecharía a plenitud la dulzona embestida del berrendo en negro que cupo en suerte en primer lugar, del hierro de La Consolación, de nombre «Tunante» N° 184 de 460 kilos, animal de generoso recorrido, exprimiendo a placer por ambos pitones su nobleza, incluso excediendo más de la cuenta su trasteo. El espadazo tendido y un descabello para el corte de una oreja, además de vuelta al ruedo al toro, los premios asomados desde el palco presidencial. Poco pudo hacer ante el complicado jabonero que completó su lote, donde hizo alarde de voluntad con escaso lucimiento, siendo silenciado.

Gran ambición de triunfo y enorme facultades lo demostrado en capote y banderillas por parte del venezolano Gregorio Torres “Maravilla” a lo largo de la tarde. Muy artístico ante el cuarto astado de la función, en la medida de lo permitido por el astado de Rancho Grande, el cual supo meter en la muleta, pulseándole con tino lo realizado por ambos manos. El espadazo perpendicular dejo su trasteo en sonoras palmas, tras petición de oreja. En el que cerró plaza, nuevamente alardes y efectividad en banderillas, para iniciar trasteo muleteril por estatuarios, y poco más pues el toro no colaboraría ante su corto recorrido. Fue silenciado tras espadazo tendido.

Abrió plaza el rejoneador yaracuyano Francisco Javier Rodríguez, quien pechó un ejemplar de la ganadería española de “El Niño de la Capea”, astado de escaso recorrido y distraída atención a las grupas de los caballos y jacas toreas del jinete venezolano, donde a pesar de su intenciones por agradar poco transcendió de cara al tendido, siendo silenciado tras aviso.

Este jueves, la segunda corrida de feria, donde se estarían lidiando astados españoles del hierro de Hermanos García Jiménez, para el rejoneador Diego Ventura, y los coletas españoles El Fandi e Iván Fandiño, así como el venezolano Fabio Castañeda.

FICHA DEL FESTEJO
Feria de San Sebastián 2015. Miércoles 28 de enero. Más de media plaza. Toros de Rancho Grande (2º, 4º y 6º), El Prado (7º), La Consolación (3º) y para rejones (1º) de San Mateo, dispares de presencia y juego. Pesos: 520, 440, 460, 445, 465, 445 y 446 kilos.

Francisco Javier Rodríguez, silencio tras aviso. Juan Bautista Jalabert, silencio en ambos. Javier Castaño, oreja y silencio. Gregorio Torres “Maravilla”, palmas tras petición y silencio.
 
 

martes, 27 de enero de 2015

RESPUESTA DEL EMPERADOR


Respuesta del Emperador Carlos I y V
(Con copia a Don Juan Lamarca)

 
El Emperador lidiando en la plaza de Valladolid, para celebrar el nacimiento de su hijo Felipe II. Grabado de Goya

http://deltoroalinfinito.blogspot.com.es/

Querido don Juan Lamarca: He encontrado esta carta, que considero urgente publicar, a pesar de la fecha en que se escribió. Un abrazo.

Fernando Claramunt López, Presidente del Circulo de Amigos de la Dinastía Bienvenida, Madrid, enero 2015.

Carta del Emperador Carlos l de España y V de Alemania a su querido y admirado amigo el caballero Don Rafael Comino. Monasterio de Yuste, 3 de febrero de 1557.

Dispensad, noble señor y distinguido caballero, mi retraso en contestaros. He permanecido en Jarandilla de la Vera algunos días hasta ver terminadas las obras de aqueste palacete de Yuste, en el cual me agradaría platicar con vuesa merced. En vuestra misiva me invitáis a las corridas de Valdemorillo.
Bien quisiera acompañaros , mi querido y noble amigo, mas he aquí que mi permanente mal de gota me retiene en Yuste. No acabo de entender las vuestras lamentaciones, o que a mí me lo parecen. ¿Acaso algún rey de España -salvo dos lamentables excepciones en el siglo XVlll - no ha sentido en su corazón la españolía y la racial afición a ver correr toros y aun a lidiarlos? Yo mismo he alanceado toros en Valladolid. Mi hijo el rey don Felipe ll, por algo llamado El Rey Prudenteno se ha puesto delante pero ha visto correrlos con real gozo. Por lo que sé, sus majestades Felipe lll y Felipe lV fueron aficionados.
De mis antepasados sé que don Fernando V de Aragón ( y antes Pére el Ceremoniós) amaba las corridas. Su esposa la reina Isabel de Castilla sugirió que pusieran fundas a los cuernos de las reses bravas para prevenir desgracias. Con la visión del futuro que dan mis últimos momentos, querido don Rafael, hago constar que mis descendientes, reyes de otra dinastía, premiaron con una pensión vitalicia a cierto matador de toros a quien vieron lidiar en el Mar de Ontígola, cerca de Aranjuez (os hablo de Felipe V de Anjou), que Fernando Vll, impulsó la Escuela Taurina de Sevilla de donde saldría el discípulo favorito, Curro Cúchares, admiró dicho rey a los Romero de Ronda y tuvo celos de Roque Miranda "Rigores".
De la Reina doña Isabel ll, diré que nadie tuvo más afición a los toros y aun a los toreros. Quiso hacer Conde de Chiclana a Francisco Montes "Paquiro". No se lo consintieron algunos cortesanos faltos de raza, escasos de hormonas y de españolía, que desgraciadamente hay algunos. De Don Alfonso Xll basta saber que fue el primer frascuelista de España, en tiempos de Mazzantini y de "Lagartijo El Grande".
De Don Alfonso Xlll y de su esposa la reina doña Victoria nadie con mayor gallardía, elegancia y temple se ha asomado al Palco Real. ¡Para corridas regias las suyas, desde el mismo día de su boda! De Don Juan de Borbón y de Doña María, padres de Su Majestad Don Juan Carlos l, su afición a los toros era proverbial. Doña María era tan devota de Curro Romero, como el diestro lo fue de doña María.

No entiendo, mi querido amigo y noble vasallo, vuestra preocupación por la afición de nuestros reyes a nuestra Fiesta Nacional Española. Sus orígenes se pueden rastrear por la Edad Media hasta la España visigoda. Si dispusiéramos de más tiempo iríamos a la época de Roma y Cartago en nuestra península y a los datos de la Prehistoria, que no son moco de pavo, como dicen mis frailes de Yuste.
 
Quedad en paz, noble amigo mío, querido don Rafael Comino, que los reyes de España y la misma España, la de siempre, gozan de buena salud. Es posible que lo de no ponerse el sol en nuestros dominios haya sufrido alguna variación, no diré que no, pero la Tauromaquia bajó del Cielo y con los memoriales vino "Frascuelo", como vos sabéis.
Me llama en estos momentos mi mayordomo Don Luis de Quijada y quiere verme mi médico , traído de Flandes, el doctor Mathys, natural de Brujas. Por aquí anda también el Reverendo Don Juan de Regla, mi confesor. Le hablaré de vuestra preocupación por la afición a los toros de los reyes de España, que tan a fondo siente mi hijo el rey Felipe ll capaz de llevar la contraria al Papa cuando Su Santidad, mal informado, quiso prohibir las corridas.
En el Vaticano se olvidaron de que Noé a punta de capote introdujo el toro bravo en el Arca. Dios os guarde mi querido amigo y disfrutad las corridas de Valdemorillo y todas las demás de la temporada en mi querida España y en nuestras muy amadas tierras de Indias.

POSTADA.- Me informa mi confesor, el Rvdo. P. Juan Regla, que vuestra carta, escrita en 2015, va dirigida a otro Monarca. Debe tratarse de algún error, problemas de rodaje, faenas camperas, vísperas de alternativa o ajustes en los contratos para la Feria de abril sevillana o la madrileña de San Isidro por Mayo. Error, sin duda. Ningún rey de España, desde antes de Fernando lll El Santo y Alfonso X El Sabio, puede carecer de españolía ni de respeto y amor por nuestra Fiesta Nacional. Los toros son un invento español, y muy español, a pesar de los extranjeros, como muy bien dijo Hemingway, que nunca fue extranjero en nuestra tierra. Quedad en paz, mi querido amigo Don Rafael Comino. Dios os guarde. Carlos l de España y V de Alemania, retirado en Yuste.

CARTA AL REY

Carta al Rey de España
Su Majestad Don Felipe VI
 
 
http://deltoroalinfinito.blogspot.com.es/

Rafael Comino Delgado

Como ciudadano español que cumple rigurosamente. Deseo manifestarle que soy aficionado a la Fiesta de los Toros, a la que también eran aficionados muchos de sus antepasados como su señora abuela, y lo son su padre y su hermana doña Elena, quienes, en muchísimas ocasiones, asistieron y asisten a las plazas de toros honrando a todos los taurinos y, al mismo tiempo, para disfrutar emocionándose con un arte único como es el Toreo; un arte que emociona, entusiasma y arrebata como ningún otro. Un arte regido y enaltecido por valores tales como verdad, ética, dignidad, seriedad y respeto, aunque no gusta a su Majestad. ¡No sabe, Majestad, lo que se pierde! Pero debemos respetarle y le respetamos sus gustos.

No obstante, creo justo solicitarle que también su Majestad nos muestre su respeto, nos atienda y nos honre a los taurinos asistiendo, como Rey de todos los españoles que es, a algunas corridas. Me pregunto: ¿es que todo lo que Vd. hace le gusta? Pienso que no, pero lo hace porque es su deber. Pues atiéndanos también a los taurinos.

Nosotros, Majestad, le atendemos, honramos y respetamos, aunque no siempre estamos de acuerdo con todo lo que hace o dice, ni tampoco con lo que hace o dice su Majestad la Reina, a la que también atendemos, respetamos y honramos porque Vd., como Rey, la ha elegido.

Con el mismo respeto que empecé, mi agradecimiento Majestad por la atención que me ha prestado.

La temporada taurina empezará, dentro de unos días, en la plaza cubierta y con calefacción de Valdemorillo; me gustaría verle, de vez en cuando, en alguna plaza de toros junto a su Majestad la Reina. Incluso tengo la esperanza de que algún día pueda llegar a comprender la grandeza del Toreo y a emocionarse con él.

sábado, 24 de enero de 2015

MEDELLÍN / 1ª DE TEMPORADA


Juan profeta en su tierra
Jorge Arturo Díaz Reyes, Medellín, Colombia, I 24 2015


Juan de Castilla recibe al sexto de la corrida. Foto: Jorge Arturo Díaz Reyes
Juan de Castilla sale a hombros, Andrés Roca Rey malogra doble triunfo y Sánchez Mejía disgusta. Generoso encierro de Jerónimo Pimentel


Los de El Paraíso, puro Domecq, Juan Pedro, Torreón, La Reina, El Tajo figuran entre sus fuentes genéticas. Tres jaboneros, dos negros, un castaño. Bien puestecitos de pitones, más descarado el último. Bonitos de lámina, ligeros de kilos, blandos de patas, unos más encastados que otros, pero todos con el fondo noble de su estirpe. No fueron picados. El primero blandeó y cayó lastimosamente frente al caballo, se dio por inválido pero se repuso y sostuvo. El segundo, fue aplaudido. El tercero y El cuarto, más, incluso les pidieron vuelta al ruedo y los ovacionaron, por fijos, prontos, ávidos, humillados y mediales. El peleador quinto y el mansurrón sexto fueron pitados. Este con razón el otro sin ella. El viejo e ilustre ganadero no vino, razones de peso, pero sus utreros lo representaron bien.   

Juan de Castilla, No pudo parar con el capote al tercero “Lanzador”, el de la reaparición en esta su plaza, tras la pasantía peninsular. Uno de los claros y bravos. A cambio sus banderilleros lucieron saludando ambos: Pineda y Giraldo. Quedaba para él solo el último tercio. Lo aprovechó. Cite largo, trapo adelante, planta quieta, viaje templado y rimado, pa´llá y pa´cá. Sin enmienda y con regusto enfatizados por la calidad del  novillo. La faena, diestra casi toda y musicalizada, tocó fibras hondas del paisanaje y cuando la estocada descentrada tiró sin puntilla, las dos orejas no tuvieron oposición.

Ya triunfador, se fue de portagayola con el último el más armado. Tampoco su capa se pudo ver. Abundó esta vez en tandas naturales y derechas sin espada de distinto calibre, Quería todo, y el animal se rajó, entablerado con él se jugó la piel, tanto que terminó toreando en jeans. Pinchó, puso una estocada corta y sus peones hicieron el resto con los capotes furiosos lo cual acalló la parcial.

Andrés Roca Rey, en su ley. Empaque, sitio, personalidad, valor, serenidad, alegría, largura, pero una espada roma que le niega la felicidad completa. Torero de dos versiones. De ¡Ole! y ¡Ay! Pero nunca ignorado. Su capote florido tiene acento americano. Gaoneras, caleseras, saltilleras, cacerinas, brionesas. Lo explayó en ambas faenas con largueza, pinturería y predicamento.

Su muleta es ambidiestra. Dibuja cuando hay que hacerlo y castiga peleadora en cercanías cuando necesita. Gusta del vaho, de las distancias cortas, quizá mucho, quizá encima, pero le da resultado. Ha marcado en esta temporada colombiana contraste con todos sus alternantes. Hoy también. De haber matado barre, como las demás tardes. Sendas vueltas al ruedo fueron poco premio a su toreo y mucho para su ineficacia en la surte suprema.

Sánchez Mejía, director de lidia, estuvo desconectado de los novillos y del público. A unos no les pudo, y al otro terminó irritándolo y haciéndole gritar ¡Toro! Merecidamente, más con el cuarto, el de la corrida, que lo desbordó y puso en evidencia su falta de sitio y convicción. No se pude contagiar lo que no se siente. No se puede remplazar la emoción con un pegapasismo soso, fatigoso, y pasar impune. Los toros buenos desnudan… Y encima se concedió a si mismo una saludo y una vuelta que nadie había pedido. Eso fue lo peor.

La corrida no tuvo alguacilillo. Grave. Lo suplió una de las bellas amazonas en la entrega de trofeos. Ganamos en estética pero perdimos en principios. Hay que cuidar la liturgia, el reglamento, el significado. La corrida es rito. Muy serio.

FICHA DEL FESTEJO
Sábado 24, enero 2015. Centro de Espectáculos Macarena. de temporada. Sol y nubes bajo techo. Media ocupación de la mitad de los tendidos habilitada. Seis utreros de El Paríso (Domecq),  bien presentados, nobles, encastados y blandos. Ovacionados 2°,3° y 4°, silenciado el sexto y pitados 1° y 5°.

Sánchez Mejía, vuelta espontánea y pitos tras aviso.
Andrés Roca rey, vuelta tras aviso y vuelta.
Juan de Castilla, dos orejas y silencio.

Incidencias: No hubo alguacilillo.

 

 

 

miércoles, 21 de enero de 2015

DELINCUENTES

Delincuentes

Jorge Arturo Díaz Reyes, Cali, Colombia, I 21 15

Insultos en la plaza de Manizales Colombia durante la pasada feria. Foto: Descabellos

Ayer en un recio editorial www.mundotoro.com recordó que según la constitución española el toreo es patrimonio cultural de la nación y por tanto deben sancionarse penalmente los atentados contra él.

Y agrega muchas cosas más, todas contundentes, como que “Este espectáculo agraviado y perseguido a espaldas de la Constitución (y del gobierno), ha sido la segunda actividad que más dinero ha dejado en las arcas públicas tras el fútbol”.

Para terminar preguntándose ¿Acaso no es un delito que un partido político ofrezca en su programa electoral que va a prohibir un Patrimonio Cultural amparado por la Constitución?

Programas electorales que ofrecen prohibir libertades y derechos humanos fundamentales, en supuesto beneficio de  los irracionales quienes, pese a sus coincidencias con dichos políticos, jamás les han otorgado tal representación y vocería.

Las mismas consideraciones y preguntas caben en Colombia, donde la Ley 916 de 2004 legitima, protege y reglamenta la Fiesta definiéndola desde su primer artículo “como una expresión artística del ser humano.”

Expresión coartada, amenazada, agredida, perseguida e infamada, por quienes violando la constitución y la ley, burlando las autoridades obligadas a protegerlas y atentando contra la convivencia, quieren imponer sus opiniones a la fuerza.

Un comportamiento delictivo que va desde la gavilla callejera hasta el abuso de los cargos públicos clamando tratamiento urgente.   

 

viernes, 16 de enero de 2015

MADRID - MEJOR TORO DEL AÑO

“Zahonero” mejor toro del año

Jorge Arturo Díaz Reyes, Cali, Colombia, I 11 15

Javier Castaño con el 2º  de la tarde "Zahonero" bravo 611 kilos.
Los abonados a la Plaza de las Ventas de Madrid (Abovent), han premiado como el mejor toro lidiado en esa plaza durante el año 2014, a ”Zahonero”, 611 kilos, de Miura # 28, cinqueño, cárdeno bragado, lidiado 2º la tarde del 8 de junio, por Javier Castaño (quien fue pitado) durante la última corrida  de la feria de San Isidro,  y para el cual se pidió la vuelta al ruedo, siendo ovacionado en el arrastre. (Crónica del día)

BITÁCORA IV DE BARQUERITO

Por el Manzanares
(Madrid  “Barquerito”)
 
El Manzanares por Madrid. Foto:Jorge Arturo Díaz Reyes
El eje natural de Madrid va de Norte a Sur, como el curso del río (Manzanares) que nos lleva. El río que nos lleva. El título de la segunda o tercera novela de José Luis Sampedro. ¿De 1960? Los años del realismo en la novela española. El hiperrealismo de El Jarama llega a tal nivel de realidad que parece fantasía. El Jarama de Ferlosio no trata de un río tanto como de una tarde de merienda en su orilla, junto a los merenderos de Mejorada, y tiene por desenlace la muerte de una muchacha que no sabe nadar y se ahoga. Toda la acción sucede en el lapso de un solo día. Pero hace tanto que leí la novela que apenas daré más datos.
 
El río sigue pasando por donde solía. De los merenderos de Mejorada no queda ni rastro. En el último que sobrevivió comí un arroz suculento de conejo y verduras hace veintitantos años. Con aquel Manuel Campuzano padre que no se quitaba la bota de vino ni para dormir. Ni la gabardina. Y que acabó yéndose a vivir a Mejorada del Campo, por donde el río. Mejorada es un enclave en altozano, igual que Madrid, pero los parámetros son distintos si se mide la distancia entre la cota de la iglesia y la orilla del río. El temor a las crecidas del Jarama.
El Manzanares, parece, fue de siempre río manso. Y apenas se ve ahora. En cambio, el Jarama entra por los puentes de San Fernando de Henares con caudal suficiente. Y una vega menor, pero vega. Con sus juncos y sus carrizos, y sus pájaros. En el barrio alto de San Fernando, junto a la estación de cercanías, en la margen izquierda de la carretera de Mejorada, hay un poblado marginal de inmigrantes. Poblado colonia. De los años 60. Lo han repintado y reurbanizado. Pero el río, que está detrás de esas fachadas, ha quedado oculto detrás de las pinturas y del decorado. Debe de haber alguna presa próxima para saneamientos, y en ese tramo la corriente es sonora. Ruido de río.
En aquella novela de Sampedro el río era todavía menos protagonista que en la de Ferlosio. Sino que los protagonistas eran los almadieros o gancheros, que parecen flotar sobre los troncos de árboles que bajan desde el Alto Tajo hasta las serrerías de Legamarejo en Aranjuez. Las fuentes del Tajo son un duro paisaje. He visto fotografías casi fantásticas de los interminables y recónditos Balcanes, y asocio los dos paisajes. Dan fiero uno y otro. En el rincón de las serranías donde se imbrican Teruel, Cuenca y Guadalajara, un agreste muñón geológico, todavía se practica la trashumancia, solo que han ido muriendo los pastores y sobreviven solo unos cuantos. Con sus perros de rebaño que, sin más destreza que su instinto, parecen saber contar una por una las piezas de cada manada y luego domarlas. Ganado lanar y vacuno. Ovejas, vacas, corderos, toros. Parajes solitarios, ríos profundos, sierras lunares, mojones moros. Ahora hiela.
 
De los barrios que van al Manzanares por la margen derecha en Madrid el más singular es el de Usera. Los cementerios de Carabanchel Bajo son una frontera severa. El barrio de Goya, ya desfigurado, es una isla urbana entre los cementerios y las colonias del Bajo de Extremadura. Las dos grandes vías de Carabanchel y el Paseo de Extremadura –trazadas de Este a Oeste- están deprimidas.
Esta tarde subía por el Paseo una cabalgata de Reyes toda de plástico. La gente había ido con bolsas a recoger los caramelos que tiran desde las carrozas. La música estaba grabada y sintonizada en todas las carrozas: los Campanilleros, versión Manolo Escobar. Inmensa mayoría de emigrantes suramericanos. Los árabes no creen en los Reyes Magos.
El comercio de General Ricardos está aniquilado. Como en los días de la Guerra del 36. En uno de los homenajes que todos los noviembres se rinden a las Brigadas Internacionales escuché hace cuarenta días el testimonio de una superviviente de la primera ofensiva de las tropas de Valera sobre el puente de Toledo: los días del No Pasarán. La gente bajaba en carros por General Ricardos cuando ya caían las primeras bombas y luego subían desde el puente hasta la Puerta de Toledo a refugiarse donde pudieran. Carros, colchones, mantas. Y el río, mudo testigo impasible.

Usera no existía el año 36. Solo casas de labranza porque era todo casi campo sembrado. Término catastral de Villaverde. Pero fue frente de guerra. Los zapadores abrieron trincheras en lo que es hoy el Parque Olof Palme, tan romántico y sencillo. Abedules.  Protección de la carretera de Toledo, que era una de las vías de penetración enemiga. ¡Cuántos muertos!
Pues de los tres grandes barrios de la margen derecha, el más vivo es Usera, con su gran población china y su segunda gran población dominicana o ecuatoriana. La estrechísima avenidita de Marcelo Usera levantada cuesta abajo y no cuesta arriba sobre un terraplén es un universito mercantil. Y las calles que la cruzan. Un remanso la Colonia Moscardó. El poblado de Almendrales parece una colonia británica de realojos de posguerra. La reconstrucción de los suburbios de Coventry tras el gran bombardeo alemán. El gran parque de Pradolongo es como suele decirse un pulmón inmenso, paraíso para los perros y sus dueños. Me resisto a la idea de que Orcasitas sea Usera porque no tienen nada que ver. O casi nada. En Usera-Usera, digamos, no hay gitanos y en Orcasitas, sí. En Usera no se ven chinos con perros ni perros con chinos. Orcasitas es tierra de perros callejeros, como el barrio de San Fermín, que es técnicamente Usera. Papeles municipales. El río pasa por San Fermín pero no se ve ni se siente. El final de Antonio López es un paisaje raro, no fantástico.
La biblioteca pública que más ha crecido en fondos es la de Usera, en la calle de Rafaela Ybarra, junto a la Tenencia de Alcaldía, vaciada por obras de reconstrucción. Le pusieron el nombre de José Hierro. Abre los domingos, caso único en Madrid y provincia. Bibliotecarios muy activos. Leí hace poco un raro libro de memorias de Luis Cencillo –el profesor de Filosofía- que recuerda bien los orígenes de El Viso, tan en la otra punta de Madrid. Y el catálogo de la expo antológica de fotografías de Alfonso sobre la Vallecas de los años de la guerra, la preguerra y la posguerra primera. Con los milicianos en las trincheras o parapetados tras sacos terreros en la avenida de la Albufera porque las tropas invasoras atacaban por Valencia no tanto como por Toledo pero tiraban a dar.
En Vallecas se siente el pálpito de aquella guerra del 36. O sea, la revolución rusa vivida como una fantasía. Las utopías. Alberto Sánchez, el escultor comunista que más creyó en la utopía de la revolución, estaba prendado de los paisajes de Vallecas, y de sus cerros y llanos, en el entrerríos del Este de Madrid que tan bien pintaron los paisajistas deslumbrados por su encanto secreto: Benjamín Palencia y sus discípulos réprobos: Álvaro Delgado, Álvaro Novillo. Etcétera.  
FIN