miércoles, 30 de marzo de 2016

CARTELES

Feria de Sevilla
(Carteles oficiales)


Trece corridas de toros, dos espectáculos de rejones y ninguna novillada componen los quince carteles de la feria de abril 2016 que se inicia el domingo 3 de abril. Vuelven los cuatro del veto: Morante, El Juli, Talavante y Perera después de satisfechas todas sus exigencias. El encaste Domecq mantiene su hegemonía con once encierros de los trece de a pie.

Domingo 3 de abril. Toros de Benítez Cubero para Rui Fernandes, Andy Cartagena, Leonardo Hernández, Armendáriz, Manuel Manzanares y Andrés Romero.

Lunes 4. Toros de Tornay para Esaú Fernández, Jiménez Fortes y Borja Jiménez.

Martes 5. Toros de Torrestrella para Miguel Ángel Delgado, Pepe Moral y Javier Jiménez.

Miércoles 6. Toros Las Ramblas para Miguel Abellán, El Cid y Joselito Adame.

Jueves 7. Toros de El Pilar para Sebastián Castella y Alberto López Simón, mano a mano.

Viernes 8. Toros de Victoriano del Río para Morante de la Puebla, El Juli y Miguel Ángel Perera.

Sábado 9. Toros de Juan Pedro Domecq para Enrique Ponce, José María Manzanares y Andrés Roca Rey.

Domingo 10. Toros de Fermín Bohórquez para Sergio Galán, Diego Ventura y Lea Vicens.

Lunes 11. Toros de Daniel Ruiz para El Cid, David Mora y Daniel Luque.

Martes 12.Toros de Jandilla para Morante de la Puebla, Diego Urdiales y Alberto López Simón.

Miércoles 13. Toros de Victorino Martín para Manuel Escribano, Morenito de Aranda y Paco Ureña.

Jueves 14. Toros de Núñez del Cuvillo para Sebastián Castella, José María Manzanares y José Garrido.

Viernes 15. Toros de Núñez del Cuvillo para Morante de la Puebla, El Juli y Andrés Roca Rey.

Sábado 16. Toros de Fuente Ymbro para Finito de Córdoba, Juan José Padilla y El Fandi.

Domingo 17. Toros de Miura para Rafaelillo, Javier Castaño y Manuel Escribano.

martes, 29 de marzo de 2016

LA VIEJA VERDAD - VIÑETA 147

Viñeta 147

La vieja verdad
Por Jorge Arturo Díaz Reyes. Cali, 29 de marzo 2016

Foto: Juan Pelegrín, www.las-ventas.com
Entre las muchas preocupaciones de un productor taurino (como dicen ahora), vender las entradas es quizá la mayor. De ahí pende todo. Sin taquilla fluyente la fiesta es inconcebible. No hay tal que el toro es el rey. Ahora el rey es el dinero.

La corrida, rito-espectáculo, se ha hecho un asunto comercial, una empresa, la dirige un empresario y debe ser rentable o no ser. Hay que meter en ella los que pagan todo; montaje, ganaderías, toreros, promoción, impuestos, la propia plaza, profesionales y negocios conexos. Captar espectadores. No digamos aficionados que también cotizan pero son especie minoritaria, poco apreciada y en vía de extinción. Como tantos bizarros encastes. Como el honor mismo.

¿Y quién atrae la clientela? Igual que en todo mercado, la marca, la materia prima del marketing, el nombre del artista. Lo demás es lo de menos, está demostrado, pues a despecho del animal y las otras ventajas que imponen Fulanito “inventor de toros”, Menganito “enfermero milagroso” y Zutanito “especialista sublime del toro bobo” pueden colgar el cartel de “No hay billetes”, dejar a la parroquia con tres cuartas de narices, y repetir. Lo saben. Lo sabemos.

Claro, no solo pasa en lo taurino. Pasa en todo. La imagen suplanta la realidad. La idea el objeto. Lo que nos dicen a lo que vemos. La publicidad es la vara mágica que trastoca.

Posmodernismo llaman los doctos esta era de impostura. Hay que ver los mamarrachos que se venden por fortunas en las galerías de arte. Las idolatrías masivas a políticos impresentables. O las millonadas astronómicas que recaudan por doquier cuatro esperpentos tutankamónicos aullando y gesticulando disfrazados de niños rebeldes.

Es lógico. Este mundo virtual, prefabricado, psicodélico, encuentra intolerable la autenticidad de la corrida, y presiona sobre sus anacrónicos valores y códigos --¡Vamos! Entreguémoslos a cambio de la bolsa-- dicen muchos, y parecen ganar. Sin embargo, aun de tarde en tarde, un torero y un toro se salen de la fila y vuelven a reivindicar en el ruedo la vieja y esencial verdad. La que más allá del dinero ha mantenido el culto.

lunes, 28 de marzo de 2016

REVISTA MARTES 29

Toro, torero y caballero
(Revista de prensa)

El gran Dudanada de Pedraza de Yeltes y un olvidado Joubert cierran con lujo la feria de Arles. En la misma plaza, por la mañana, Diego Ventura recibió las dos orejas del quinto. Medias entradas.
 
Ventura. Foto: Mikael Fortes, www.burladero.tv
Lunes 28 / ARLES A.M. 4ª – Ventura dos orejas
Más de media plaza. Toros despuntados de Fermín Bohórquez, nobles, desrazados y flojos. Andy Cartagena, silencio y silencio. Diego Ventura, saludo y dos orejas. Lea Vicens, saludo y oreja. 
EL MUNDO: Ventura a hombros y oreja para Lea.
COPE: Diego Ventura corta dos orejas en la matinal.
APLAUSOS (Rolland Agnel): Diego Ventura, dos orejas y a hombros en el Coliseo. El sevillano resultó cogido montando a Nazarí en un festejo en el que Lea Vicens obtuvo un trofeo del Bohórquez que cerró plaza.
MUNDOTORO (Mica Cressenty): Cumbre de Ventura; empeño de Lea.
BURLADERO (Germán Jiménez): Diego Ventura sale a hombros tras desorejar al quinto. Lea Vicens se lleva una del sexto.

Joubert: Foto: Mikael Fortes, www.burladero.tv
Lunes 28 / P.M. 5ª ARLES – Joubert y Dudanada
Media plaza. Toros de Pedraza de Yeltes, muy bien presentados, al 5º, "Dudanada", Nº 20, (octubre  2011), colorado de 600 kilos, vuelta. Manuel Escribano, saludo y saludo tras aviso. Thomas Joubert, saludo y dos orejas. Juan del Álamo, oreja tras dos avisos y vuelta.  
EL MUNDO: Thomas Joubert desoreja a un Pedraza de vuelta.
COPE (Claudio San Nicolás): Thomas Joubert sale a flote con un toro de Pedraza de vuelta al ruedo.
APLAUSOS (Rolland Agnell): Thomas Joubert, dos orejas de un pedraza de vuelta en Arles. Del Álamo, oreja y vuelta en su lote, a buen nivel.
MUNDOTORO (Mica Cressenty): Joubert y Pedraza de Yeltes: de 'dudas, nada'.
BURLADERO (Germán Jiménez): La tarde de Thomas Joubert. El francés desoreja a un Pedraza de Yeltes de vuelta al ruedo. Juan del Álamo corta un apéndice y da una vuelta al ruedo.
CRONICATORO (Barquerito): Corrida de gran porte y brava de los hermanos Uranga, con un quinto excepcional. Reaparición feliz y afortunada del joven torero arlesiano tras dos años en el olvido.

ARLES 5ª PASCUAS

Fantástico toro de Pedraza, gran triunfo de Joubert
(Crónica de Barquerito)

Corrida de gran porte y brava de los hermanos Uranga, con un quinto excepcional. Reaparición feliz y afortunada del joven torero arlesiano tras dos años en el olvido.

Joubert y Dudanada. Foto: Mikael Fortes, www.burladero.tv

UN TORO SOBERBIO de Pedraza de Yeltes. Hermosísima prenda de 600 kilos. Colorado, ancha popa, armoniosas proporciones, la cuerna en corona, muy finas las puntas. Un galope sueltecito de partida. Hasta fijarse en el platillo mismo y enfilar desde ahí uno de los caballos de pica de Alain Bonijol. En el Anfiteatro solo sale un picador. Un primer puyazo memorable por la manera de meter los riñones y encajarse. Un segundo en ataque de largo y la misma entrega en el peto. Un quite de Juan del Álamo por tafalleras, dos, y la verónica vuelta de Jesús Córdoba.

Réplica valerosa de Thomas Joubert por saltilleras. Galope bravo en banderillas y dos pares excelentes de Raphael Viotti. Y un brindis parsimoniosísimo al público de Joubert.

El primero de lote, encastado, guerrero, noble pero no siempre metido en el engaño, había sido el de su más que decorosa reaparición en Arles, su plaza y su patria. Este otro vino a ser algo así como el toro de su vida. Apuesta mayor: por la categoría del toro, que había empezado a ver y paladear casi todo el mundo en varas y después de varas, y porque, después de dos y casi tres temporadas apartado del toreo, el joven Joubert estaba obligado por la ley del ser o no ser. Fue que sí.

Una faena de larga y original trama, abierta con una inesperada pedresina, que fue como un cohete, y, empalmados con el cohete y el cartucho, el cambiado por la espalda, un excelso natural a pies juntos y dos de pecho amplios, largos, precioso el dibujo. Firme y encajado el torero, planta juncal, verticalidad natural, sueltos los brazos. Un clamor en la plaza. Una segunda tanda más en clásico: el molinete de entrada, cuatro en redondo y el cambiado por alto. Vino planeando el toro a la velocidad perfecta. Templada muleta. Un paseíto enojoso de Joubert entonces. Para tomar aire, para dejarse querer, para pensar, para creérselo del todo.

Y vuelta al toro. Tercera tanda: una arrucina de apertura, tres en redondo, un cambio de mano, el de pecho. Como a resorte el toro en todos los viajes. Todos de aliento, prontos, largos. Una ligera duda de Joubert al echarse la muleta a la izquierda. El pase de las flores ligado con el de pecho. Solución de la tauromaquia de Nimeño II tras su primer viaje a México. Y una segunda cumbre de la faena: al natural de frente sin prueba previa, dos naturales. Y un farol, que no salió, pero lo ligó Joubert con tres más seguidos, y el de pecho. Ya estaba toreando sin espada.

El toro estaba para lo que fuera preciso. Habría admitido hasta veinte viajes más. Incansable el fondo. Sin saberse, el tono de la faena había perdido intensidad. Los adornos a pies juntos se celebraron. No tanto como el toreo de mano baja. Pero hervía el público. De toda la ola de émulos de Juan Bautista –unos cuantos matadores arlesianos de alternativa- tal vez Joubert sea el de mayor sensibilidad.

Media estocada. Parecía que sin muerte, pero en el último ataque el propio toro se tragó la espada entera y rodó sin puntilla. Clamor monumental. La vuelta al ruedo al toro. Las orejas para Joubert, que, cuando las tuvo en la mano, se fue a buscar al callejón a Paquito Leal, su maestro y mentor, torero ya retirado, patriarca de los Leal de Arles, lo hizo salir al ruedo, le entregó las orejas y lo abrazó con fuerza. Como hacen los náufragos al sentirse rescatados.

Con todos sus atributos y su volumen, la de Pedraza fue una señora corrida de toros. No se esperaba menos. Los seis fueron bravos en el caballo, nota sobresaliente de la corrida sin excepción. Al sexto, que pareció querer blandearse, le puso las tuercas en varas Paco María. Los seis fueron de largo. El sexto, que por hechuras desdecía de los demás, fue el garbanzote negro: ni un viaje regalado, no descolgó ni una baza. Juan del Álamo, poderoso y entonado con el tercero de corrida, se empeñó en recibir a ese sexto con la espada y no hubo modo.

El primero, cinqueño, de una hondura extraordinaria, fue toro noble pero escarbador, algo tardo y de los de sujetar porque quiso irse varias veces. Tenía, sin embargo, una golosa embestida humillada. Se extendió más de la cuenta Escribano en faena marinera. El propio Escribano quiso lucir al cuarto en el caballo como si se tratara de corrida concurso. No terminó de funcionar el invento, y no por culpa del toro, que fue en varas tan bravo como el que más, sino por otras razones. Demasiado sangrado en tres puyazos, el toro pecó de pegajoso en el último tercio. No pasó apenas nada. Si el toro quinto llega a jugarse de segundo y viceversa, es probable que Joubert se hubiera entonado más. Los toros bravos dan alas y parecen tenerlas.

FICHA DE LA CORRIDA
Arles (Francia), 28 mar. (COLPISA, Barquerito). Arles. 5ª de Pascuas. 5.000 almas. Nubes y claros, templado. Dos horas y cincuenta y cinco minutos de función. Seis toros de Pedraza de Yeltes (Hermanos Uranga). Vuelta al ruedo en el arrastre para el quinto, Dudanada, número 20.
Manuel Escribano, saludos y palmas tras un aviso.
Thomas Joubert, aplausos y dos orejas.
Juan del Álamo, una oreja tras dos avisos y silencio tras dos avisos.
Buenos puyazos de José Manuel Quinta, Óscar Bernal, Mathias Forestier y Paco María.

OPINIÓN

Niegan soluciones
(UTAA - Sevilla)
Tres avisos. Foto: Arjona, www.aplausos.es
Domingo 27 de marzo. Máxima expectación esta tarde en Sevilla para presenciar un espectáculo con “no hay billetes” y la esperanza, desgraciadamente fundada, de que cambien las cosas.

El pregonero de la Feria de Abril 2016, esta mañana en ABC, manifestaba que los verdaderos responsables de esta Fiesta anodina y decadente son los mismos taurinos que viven de ella. Compartimos el planteamiento y solamente tuvieron que pasar unas pocas horas para comprobarlo en la Maestranza.
Ganado de moda, solicitado por las figuras, que totalmente descastado y con una flojedad manifiesta, tira por tierra la verdad y la esencia de la tauromaquia.


Colabora la autoridad aprobando un encierro desigual donde apreciamos que el tercero y quinto de la tarde eran totalmente anovillados. El resto de sus hermanos, mas cuajados, pero dóciles y de exquisita educación, con tan poca fuerza que una vez más la suerte de varas no existió.
Con este material de ideas aborregadas, trote asnal y obediencia suma, los tres coletas ofrecen una labor más efectista que cierta y más superficial que exigente, sabedores que tienen en los tendidos la gran mayoría de adeptos de aplauso fácil.


Morante es incapaz o no quiere el toro encastado. Con el medio toro de esta tarde, saca a relucir posturas ensayadas acorde con su temple acompasado en embestidas domésticas. Podemos hablar de lances sueltos, muletazos intermitentes Destellos que encandilan a sus incondicionales, quienes se ponen de pié para ovacionar la carnicería que organizó para intentar pasaportar al cuarto, y después de ofrecer infinidad de argumentos a los “antis”, el benevolente presidente decreta tres avisos y toro al corral.


Manzanares sigue en sus trece de torear descargando la suerte abusando del pico de la muleta y de ese toreo rectilíneo, pero con la gran habilidad de ofrecer de nuevo la pañosa antes de separar del todo al toro. Tanto abusó de estas técnicas, que en el quinto de la tarde, el anovillado animal, con la lección bien aprendida, en la mitad de la faena deja plantado al matador y se retira a tablas.

Con estos desclasados toros, al menos Talavante ofreció algo de calidad, tanto de capa en los lances de recibo, como en quites sueltos, y en muleta, donde en su primer toro, sin rematar una faena brillante fue obsequiado con una bondadosa oreja.

En el sexto no se acopla con el toro hasta bien avanzada la faena de muleta. Demuestra mando, pero ese dominio requería algo de temple para redondear los pases y solamente cuando el toro va a menos y ante los tendidos de sol consigue alguna tanda buena.


Destacar un buen par de Rafael Rosa y el buen dominio de la cabalgadura por parte de José Antonio Barroso

domingo, 27 de marzo de 2016

REVISTA LUNES 28

Mucho ruido pocas nueces
(Revista de prensa)
Concedidas todas las exigencias, vuelven los renegados y Morante se digna reaparecer en La Maestranza dejando un toro vivo. El Juli impone en Arles, saliendo a hombros con Roca, y Fandiño se la juega entera en Madrid.
Sevilla. Foto: Arjona. www.aplausos.es
Domingo 27 / SEVILLA – Talvante oreja, Morante toro vivo
Lleno total. Toros de Domingo Hernández y 3º bis de Garcigrande. desrazados. Morante de la Puebla, silencio y pitos tras tres avisos. José María Manzanares, silencio y silencio. Alejandro Talavante, oreja y saludo tras aviso.
PARTE MÉDICO DE ANTONIO JIMÉNEZ "LILI": "Herida por asta de toro en cara interna de muslo izquierdo que provoca desgarro de unos 15 cm. de músculo vasto interno diseccionando y lesionando vena safena interna. Se practica ligadura de safena, reparación muscular. Fue traslado al Hospital Viamed Sta. Ángela de la Cruz. Pronóstico: Grave".
EL PAÍS (Antonio Lorca): La afición ha muerto, ¡viva el público! Morante de la Puebla no tuvo empacho alguno en salir a saludar cuando las opiniones se dividieron. ABC (Andrés Amorós): Morante, del cielo al infierno en su regreso a Sevilla. Cambia el triunfo por tres avisos, y Talavante logra un trofeo en la vuelta de las figuras con lleno de «No hay billetes».
EL MUNDO (Zabal de la Serna): La verdad de Talavante y la impotencia de Morante. El torero de La Puebla se deja vivo un toro en su regreso a Sevilla.
LA RAZÓN (Paco Moreno): Talavante puso personalidad a la tarde en Sevilla.
COPE: El momento de Talavante y la bajada a los infiernos de Morante que oye los tres avisos en el cuarto.
APLAUSOS (Víctor García-Rayo): Talavante se impone en Sevilla.
MUNDOTORO (Maribel Pérez): Importante Talavante.
BURLADERO (Lucía Fiente de León): Talavante corta una sólida oreja en la vuelta del hijo pródigo. El extremeño pudo llevarse otra del sexto y Morante, que pudo conseguir una del cuarto, ve como le suenan los tres aviso..
Foto: Isabelle Dupin, www.aplausos.es
Domingo 27/ 3ª ARLES – Juli y Roca Rey a hombros
Dos tercios de plaza. Toros de Daniel Ruiz, bien presentados y de variado juego. El Juli, ovación con saludos, palmas y dos orejas. Andrés Roca Rey, oreja, oreja protestada y silencio. 
EL MUNDO: El Juli y Roca Rey salen a hombros. El encontronazo entre el madrileño y el peruano se ha saldado con el triunfo de ambos.
COPE (Claudio San Nicolás): Ninguno se rindió.
APLAUSOS (Rolland Agnell): El Juli y Roca Rey no cesan. Madrileño y peruano cortan dos orejas cada uno y abren la puerta grande en el anfiteatro.
MUNDOTORO (Mica Cressenty): La tarde terminó a golpe de reivindicación.
BURLADERO (Germán Jiménez): Duelo Maestro vs Alumno, tablas. Ambos diestros cortaron dos orejas en total en el tan esperado mano a mano saliendo a hombros.

Fandiño. Foto: Juan Pelegrín, Las Ventas
Domingo 27 / MADRID – Fandiño se la juega
Menos de media plaza. Toros de Martín Lorca, 2º y 6º de Escribano-Martín y 6º bis de José Luis Pereda. Muy serios y armados pero de juego dispar. Morenito de Aranda, saludo tras aviso, silencio y silencio. Iván Fandiño, silencio, silencio y saludo tras petición. 
LAS VENTAS: Saludos para Morenito y Fandiño en su mano a mano.
ABC (Á. G. Abad): Ni pasión ni resurrección en el duelo en Las Ventas. Empate a cero de Morenito y Fandiño, que resultó cogido de modo espeluznante.
EL MUNDO (Íñigo Crespo): Fandiño gana a los puntos la guerra fría. La raza y un espadazo letal frente a un sobrero de Pereda jugado en sexto lugar decanta la balanza a favor del vizcaíno.
LA RAZÓN (Ismael del Prado): La inagotable raza de Iván Fandiño.
COPE (Javier López): Ni duelo ni nada.
APLAUSOS (Íñigo Crespo):  La heroicidad de Fandiño salva el mano a mano en Madrid. El vizcaíno se jugó el tipo frente a un sobrero de Pereda y dio la cara toda la tarde.
MUNDOTORO (Jose Miguel Arruego): Regresa el Fandiño heroico. Emotiva tarde de Iván Fandiño que se juega la vida literalmente.
BURLADERO (Carlos Alonso): Un mano a mano desangelado. Ovación para ambos diestros que no tuvieron oportunidad de obtener trofeos.

ARLES 3ª PASCUA

El Juli pone las cosas en su sitio
(Crónica de Barquerito)

Una faena de temple y otra de genio, ciencia y arrebato a toros distintos de Daniel Ruiz sentencian el mano a mano con un Roca Rey ambicioso pero todavía en agraz.
 
Juli y Roca. Foto: Isabelle Dupin, www.aplausos.es
SE ESPERABA UN MANO a mano estelar, pero... Toda la mañana lloviendo en Arles y en la Camarga. Agua fría que batía en ráfagas. Parece que llueve de lado. Se suspendió la clásica novillada matinal del domingo de Pascua. Las fanfarrias de fiesta tuvieron que refugiarse en los soportales del antiguo asilo –el Espace Van Gogh- y en el vestíbulo del Ayuntamiento. Estaban desiertas la plaza de la República y la del Foro, recogidas las terrazas al aire libre, cerradas las furgonetas de comida del Bulevar des Lices. Se suspendió el encierro camargués, ni una paella callejera, ni un alma por la calle. Ambiente helado apenas roto por las campanadas de la Pascua florida.

Dos horas antes de los toros dejó de llover. La corrida de Daniel Ruiz pareja en pesos y alzada –cortos de manos los seis toros- salió desigual. Primero y sexto, castaños, cortos de cuello, más hondos que los cuatro restantes, fueron los de más plaza. Los dos, con un punto de aspereza. El Juli pulió la del primero como si la muleta fuera cepillo, garlopa o papel de lija. No es que se quedara de seda el toro, abisontado, seria la expresión, pero el pulso fino y poderoso de Julián bastó para limar esos dos o tres viajes bruscos, protestones y rebrincados con que se retrata un toro a punto de plantarse.

Las tres faenas de El Juli, a toros distintos, tuvieron un detalle en común; las tres fueron en un ladrillo, es decir, en un espacio mínimo del ruedo oval del Anfiteatro. Como si hubieran sobrado nueve de las diez partes de la arena de torear. Las tres fueron, sin embargo, faenas pródigas. Pródigas que no largas ni espesas. De ciencia las tres. La primera, la del toro tan sin cuello –la cabeza encajada en el morrillo, pechuga peluda, morrillo frondoso-, la de más calmada seguridad. Sorprendió en frío a los paganos, se escuchaban los ecos de una fanfarria que tocaba en la vecina Place Voltaire. La música de la Orquesta Chicuelo se lo estuvo pensando. No todas las delicadezas de la faena, unas cuantas y muchas, traspasaron la pasarela. Un final con péndulos, desplantes, circulares cobrados como con compás, la versión julista y renovada de la trenza que puso en escena hace unos años Daniel Luque, un molinete vertical ligado con el de pecho: todo eso contó más que la pureza ajustada del toreo en redondo a suerte cargada y mano baja. Una estocada ladeada, tres golpes de descabello.

La tercera de esas tres faenas de El Juli, al quinto toro, el más ofensivo de los seis, fue la más rotunda. A toda vela y toda máquina, despliegue de repertorio, de frente para torear en redondo, muleta arrastrada en tres tandas al natural de particular cuajo, tandas de cinco y seis ligados sin perder un solo paso ni pasito, remates de pecho de autoridad irresistible. Con la faena cumplida, la sorpresa de ver a Julián torear por alto y por libre antes de volver a enredarse en esa especie de carrusel de toreo sin manos que pone nerviosa a la gente: las cosas de Luque, aumentadas y mejoradas. Imponente el gobierno del toro. Una estocada perdiendo el engaño y una rara manera de morir el toro: recostado contra el estribo hasta el momento de doblar sin puntilla. Dos orejas. El tercero de corrida, derrengadito, malos apoyos, poca gana, fue protestado. Contó poco la faena, que tuvo tanta ciencia y la misma economía de terrenos que las otras dos. Pero la gente se puso del revés. Dos tandas de látigo con la zurda a última hora se celebraron.

Como era mano a mano, el más caliente de lo que va de curso, se dejó sentir un fondo de rivalidad. La primera faena de El Juli marcó distancias, pero Roca Rey había salido en ese toro a quitar con buen aire por chicuelinas, tafalleras, media excelente y revolera. Gran ovación. Estaba la gente con el aspirante. Tremolaban unas cuantas banderas del Perú en las gradas altas del Anfiteatro. No replicó El Juli, que tampoco salió a quites en toda la tarde. Su toreo de capa, siempre al lance, fue de calidades y oficios distintos. Con el quinto toro se embraguetó en serio.

Roca abundó en palos que domina: las saltilleras, recibidas sin apenas eco, las variantes de tafalleras y roscas de El Calesero, las largas, elegantes largas de todos los colores. De las tres faenas de Roca fue la primera la mejor con diferencia. La mejor armada y ligada, la más variada y segura, la de mayor confianza. Y la más atrevida también: muy valiente el ataque entre pitones y colosal el remate de rodillas. Un pinchazo, una entera a capón. Un aviso. Larga faena, de recorrer mucha plaza.

El cuarto toro fue protestado por flojo y claudicante. Aunque se dejó Roca ver en cambiados por la espalda y en algún invento de muletazos mixtos, a la faena le faltó criterio para mantener el toro en pie y en la mano. No bastó con la pasión y la ambición. Cuando se soltó el sexto, El Juli había dejado las cosas muy en su sitio y a Roca Rey le costó superar la prueba. Alguna sorpresa –la arrucina intercalada, los cambios por la espalda en el momento menos pensado- pero el toro de Daniel Ruiz estaba pidiendo lo mismo que habían pedido el primero y el quinto. Y eso todavía no.

FICHA DE LA CORRIDA
Arles (Francia), 27 mar. (COLPISA, Barquerito). Arles. 3ª de Pascuas. Tres cuartos de plaza, 6.500 almas. Soleado, fresco. Dos horas y diez minutos de función. Jeremy Banti, sobresaliente, inédito.
Seis toros de Daniel Ruiz. Mano a mano.
El Juli, saludos, ovación y dos orejas.
Roca Rey, oreja, oreja protestada y palmas. A hombros los dos.

sábado, 26 de marzo de 2016

REVISTA DOMINGO 27

Sábado de gloria
(Revista de prensa)

El Fandi se lleva todo de Cabra. Castella y Lòpez Simón comparten puerta grande en una larga primera de Pascua en Arles, mientras en Málaga Cayetano y Jiménez Fortes saludan ovaciones. Buenas entradas.
    
Fandi. Foto: Antonio Manuel Luque Mesa, www.burladero.tv
Sábado 26 / CABRA 4ª del Caballo – Todo para El Fandi
Tres cuartos de plaza. Toros de José Luis Marca, correctos de presentación y de juego desigual. Francisco Rivera Ordóñez “Paquirri”, silencio y oreja. David Fandila “El Fandi”, dos orejas y dos orejas. Julio Benítez “El Cordobés”, oreja y aplausos.
ABC: El Fandi arrasa con cuatro orejas en Cabra.
COPE: El Fandi triunfa en Cabra.
APLAUSOS: Tarde redonda de El Fandi, cuatro orejas en Cabra. Una oreja pasean Paquirri y Julio Benítez.
MUNDOTORO: Fandi, pleno en Cabra.
BURLADERO : El Fandi a hombros en Cabra.

Foto: Isabelle Dupin, www.aplausos.es
Sábado 26 / ARLES – Castella y Simón a hombros
Casi lleno. Toros de Garcigrande, 6º tris de José Luis Pereda, correctos y de juego dispar. Sebastián Castella, oreja tras aviso y oreja tras dos avisos. José María Manzanares, saludo y saludo tras aviso. López Simón, oreja y oreja. 
ABC: Castella y López Simón, a hombros en Arles. Manzanares sufrió una fea cogida y fue ovacionado con el peor lote de Garcigrande.
EL MUNDO: Triunfo de Castella y López Simón en el inicio.
COPE (Claudio San Nicolás): Arranque a lo grande.
APLAUSOS (Ángel Berlangas): Castella y López Simón, ponen alto el listón en Arles. El francés y el madrileño salen a hombros. Manzanares es ovacionado.
MUNDOTORO (Mica Cressenty): Castella y López Simón, inicio por todo lo alto. En hombros con dos orejas cada uno.
BURLADERO (Germán Jiménez): Castella y López Simón, primera Puerta Grande. Ambos cortan una oreja a cada uno de su lote.
CRONICATORO (Barquerito): Corrida de tres sobreros, los tres de última hora. Una faena brillante y firme, pero larguísima, de Castella a un buen toro. Manzanares, sorprendido por el más bravo. Firme y valiente López Simón.

Fortes. Foto: Joaquín Bueno, www.burladero.tv
Sábado 26 / MÁLAGA – Saludan Cayetano y Fortes
Dos tercios de plaza. Toros 1º, 2º y 6º de Luis Algarra, 3º y 4º de Vegahermosa y 5º Jandilla, que sustituyen a la corrida anunciada de Núñez del Cuvillo. Miguel Ángel Perera, silencio tras aviso y silencio tras aviso. Cayetano, silencio y saludo. Saúl Jiménez Fortes, saludo tras aviso y ovación.
LA OPINIÓN MÁLAGA: Corrida del Sábado Santo en La Malagueta.
ABC: El ganado desluce la corrida del Sábado Santo en Málaga. Cayetano y Jiménez Fortes, ovacionados.
EL MUNDO (Carlos Crivell): Jiménez Fortes, valiente sin premio.
COPE: Mucha entrega pero poco toro. Miguel Ángel Perera, Cayetano y Fortes se van de vacío del festejo de este Sábado de Gloria en Málaga.
APLAUSOS: Sábado sin gloria en Málaga. El mal juego del ganado imposibilita el triunfo de la terna.
MUNDOTORO (Irene Martín Moya): Cayetano y Fortes, ovacionados. Perera, muy dispuesto en la Malagueta.
BURLADERO (J.C.M): 'Mátalo, Cayetano'. El festejo del Sábado de Gloria en Málaga condicionado por el escaso juego de los animales.